Cuando el baloncesto no tiene "apellidos"

Estamos acostumbrados a delimitar, a encasillar cada cosa pero ¿por qué ponerle puertas al campo? El deporte que nos apasiona, el baloncesto, es, fundamentalmente eso, baloncesto, independientemente de quién sea el o la que lo practique y en qué condiciones. Bajo esa premisa, el el CD Discaesports Fundación Rudy parecen haber dado con la clave con una actividad que está teniendo gran aceptación: entrenamientos inclusivos.
El equipo de BSR entrena esporádicamente con diferentes clubes de baloncesto de Mallorca, masculinos y femeninos. Experiencia tremendamente productiva para ambas partes porque como se suele decir en motivación deportiva de equipo "yo hago lo que tú no puedes y tú haces lo que yo no puedo. Juntos hacemos grandes cosas". Cada equipo, cada individuo aporta su experiencia para construir un baloncesto global, "se busca entrenar baloncesto, sólo baloncesto, en igualdad de condiciones. No importa quién va en silla y quién no", explica el entrenador de DiscaEsports FRF, Guillermo Morey. Parte deportiva, por un lado, parte social (y fundamental) por otro, "también intentamos sensibilizar y dar a conocer que nada es imposible", explica el técnico.
Resulta llamativo ver la respuesta de los equipos participantes, "tanto nuestro equipo como los chicos de la Escuela reciben con mucho agrado estos entrenamientos, se salen de lo habitual y se trabaja a un ritmo diferente, incluso superior, que obliga a esforzarse más y a pensar más", comenta Morey. Mientras tanto, los equipos que no sólo acuden a la llamada, sino que, en ocasiones, demandan esta experiencia, "se sorprenden mucho con el BSR, es algo totalmente diferente". Sea como fuere, "ambos conjuntos disfrutan muchísimo, el ambiente es distendido".
Así pues, la valoración es más que positiva, "tanto con clubes como en colegios, la experiencia está siendo maravillosa, se implican niños, adultos, profesores, madres, padres.... Y todos son conscientes de que existe otro punto de vista y otra realidad en el baloncesto y en el día a día", sentencia Guillermo

publicado el 2/11/2017
Fundación Rudy Fernández